Virtualización de servidores sin intermediarios

Directrices de virtualización compiladas dentro del kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás modelos de virtualización de hardware consiste en el método de virtualización específico. Gracias a KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el servidor – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan dentro del SO de la máquina anfitriona. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware cuando se trata de ejecutar programas adicionales haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para las máquinas huésped. La eliminación de esta capa de comunicación complementaria además acorta los valores de timeout de entrada y salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Gracias a la omisión de la sobrecarga que equivale a la presencia de un nivel de virtualización extra a través de la cual se encamina toda la comunicación con el servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM es capaz de disfrutar de un aprovechamiento de los recursos del hardware mucho más sofisticado. Los pasos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del SO del anfitrión, lo que quiere decir que todos y cada uno de los Servidores Privados Virtuales dialogan con el hardware del servidor directamente. La mínima redundancia en este tipo de comunicación lleva a un rendimiento en condiciones reales mucho más rápido frente a los demás sistemas virtualizadores.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Un sistema operativo de su preferencia

Adquiera el sistema operacional que prefiera

Por medio del Servidor VPS, usted puede ser completamente autónomo del servidor central en lo que se refiere al sistema operacional. Las directrices de virtualización KVM aseguran la comunicación directa entre las máquinas virtuales y el hardware del servidor, entonces el nivel de virtualización independiente ya no se necesita. De esta forma, si cuenta con el disco ISO correcto, puede poner cada SO que se pueda aplicar en su servidor – a partir de las versiones de Linux más impopulares hasta la versión de Windows Server más nueva.
Un sistema operativo de su preferencia
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL